El hábito de morder, ¿qué debemos hacer?

¿Por qué mi hijo/a muerde?

Esta es una de las preguntas que más nos hacemos al llegar a la etapa de los primeros años de nuestros niños. Pero podéis estar tranquilos, ya que es algo totalmente normal en esta edad. Las mordidas son una forma de comunicación, ya que a través de ellas los niños expresan sus necesidades, deseos o sentimientos.

Muchos niños también lo usan para aliviar el dolor, ya que en esta edad todavía les están saliendo los dientes.

Como padres es normal que esta conducta nos preocupe, y nos sintamos mal al saber que nuestro hijo puede hacer daño a otro compañero. Por lo tanto:

¿Qué podemos hacer para que deje de realizar esta conducta?

Lo primero es observar en qué momento ocurre y porqué.

Tendremos que intervenir con rapidez, pero con calma y explicarle que eso no está bien. Ayudarle a curar al amigo y pedir disculpas puede ser útil para hacerle ver que eso no está bien.

Es importante ofrecerle alternativas a la mordida, ya que no sólo basta con decirle que no lo haga, sino enseñarle lo que sí debe hacer según la situación.

Como padres podéis sentiros culpables, avergonzados o desesperados, pero pronto pasará está etapa. Mucho ánimo y paciencia.

¿Qué hacer cuando mi hijo/a es mordido en la escuela?

Para empezar, debemos mantener la calma, ya que, en nuestra escuela Novaschool Baby Sunland, lo trataremos como es debido. Limpiamos bien la zona y aplicamos un poco de frío.

Es una situación a veces incomoda, ya que no queremos que a nuestros pequeños les pase nada, pero es normal que suceda, ya que ellos están empezando a comunicarse con sus compañeros en esta edad.

Es importante ponernos en el lugar de ambos niños para entender lo ocurrido.

Algunas de las situaciones normales donde se pueden dar son:

-Cuando jugamos con otros y nos quitan los juguetes.

-Cuando sienten frustración por no poder hacer algo, o algún momento les hacen sentir incómodos.

-Para expresar alguna emoción desagradable que aún no saben controlar.

-Por dolor, ya que le pueden estar saliendo los dientes.

-Por estimulación oral, ya que simplemente puede que les guste morder.

-Por imitación, puede que alguien de su entorno lo haga, y quiera experimentar el comportamiento de los demás haciendo lo mismo.

-Simplemente por exploración y aprendizaje, ellos usan mucho la boca para aprender, así que puede que sólo sea por esa razón.

 

Este es uno más de los aprendizajes por los que deben pasar los pequeños, y como todo nuevo aprendizaje, se necesita de mucha paciencia y comprensión.

Abrir chat

Este sitio Web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para facilitar la navegación y para recopilar información estadística sobre su navegación. Para continuar tiene que aceptar su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar